Ir al contenido principal

Como burros en primavera.
















Hillary Rodham Clinton no tiene posibilidades de alcanzar a Barack Obama en la suma de delegados elegidos por las bases del Partido Demócrata, incluso si gana todas las primarias que quedan por delante.
Pero Obama tampoco está en condiciones de ganar la postulación demócrata a la presidencia pura y exclusivamente con los delegados surgidos de las primarias y las asambleas vecinales, según un análisis de The Associated Press.
El desenlace dependerá de lo que se perfila como una batalla encarnizada por los "superdelegados'', como se denomina a los dirigentes partidarios seleccionados de antemano con derecho a voto en la convención de la que surgirá el candidato demócrata. Esos superdelegados pueden votar por quien quieran.
Dos meses después de iniciadas las internas demócratas, Obama lleva acumulados más delegados que Clinton, pero la ex primera dama ganó las consultas en la mayoría de los estados grandes.
¿Qué hace un superdelegado ante esta situación?
Los campos de Obama y de Clinton tienen visiones muy diferentes acerca de cómo deben proceder los superdelegados.
"Es difícil que se plantee una situación en la que Hillary Clinton consiga la nominación sin desgarrar el partido'', comentó el gobernador del estado de Wisconsin Jim Doyle, quien apoya a Obama. "Creo que sería un gran error para los demócratas ignorar la voluntad de la gente que votó en primarias y asambleas vecinales''.
El portavoz de Clinton Doug Hattaway, en cambio, opina que la ventaja que lleva Obama en la cuenta de delegados ``no representa un mandato''.
"Algunos superdelegados se guiarán por la cuenta de delegados surgidos de las votaciones, pero habrá muchos que votarán por el candidato que piensen tiene más probabilidades de salir victorioso'' en los comicios presidenciales, afirmó Hattaway. "Tenemos buenos argumentos en ese sentido, ya que ganamos estados que no tienen patrones definidos en las elecciones generales, estados en los que hay que ganar para ser elegido presidente''.
Clinton triunfó en tres de las cuatro primarias realizadas esta semana, pero sumó apenas 12 delegados más que Obama, quien le ha sacado 140 delegados de ventaja. Todavía hay 614 delegados en juego, sin contar los superdelegados, y Clinton tendría que llevarse el 62% para superar a Obama, según el análisis de AP.
Eso resulta casi imposible si se tiene en cuenta que los delegados se distribuyen en forma proporcional al voto, y el voto está muy dividido.
Obama tiene 1.360 delegados, contra 1.220 de Clinton. Incluso si gana todas las consultas pendientes, no llegará a los 2.025 necesarios para asegurarse la postulación.
Por ello todo dependerá de los casi 800 superdelegados.
Clinton aventaja levemente a Obama en esa cuenta, pues 241 superdelegados le han prometido su voto, mientras que su rival tiene 209. La diferencia, no obstante, se ha acortado en las últimas semanas, en que Obama ganó mucho terreno en esa columna.
En la suma total de delegados y superdelegados, Obama está arriba con 1.569, contra 1.462 de Clinton, según los últimos estimados de AP.
La batalla por los superdelegados ha sido feroz y ya se sabe de al menos seis que se pasaron del bando de Clinton al de Obama. No se tiene conocimiento de ningún delegado que haya dejado a Obama para apoyar a Clinton.
"Si Obama lleva una ventaja clara, de 150 delegados, eso representa una luz roja. Los superdelegados no tienen por qué ir contra la voluntad de las bases. Pero si la cosa está pareja y hay solo 30-35 votos de diferencia, un superdelegado puede votar por quien quiera''.
Agregó, no obstante, que "de vez en cuando la gente cruza con luz roja''.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Pro-ana y pro-mia : ¿cómo saber?

La anorexia y la bulimia son enfermedades que pueden pasar desapercibidas por los padres o la familia de las enfermas. ¿Como saber si alguien que conoces es víctima de estas enfermedades?
Aqui se presentan algunas claves que pueden ayudar: La mayoria de las chicas anorexicas o bulimicas intentan comer cada vez menos o saltarse comidas con excusas. Tienen tendencia al autodesprecio y baja autoestima. Las bulimicas comen mucho a escondidas. Hay que poner especial atención en bailarinas, gimnastas, atletas, deportistas y modelos. En internet, Usan un lazo blanco virtual que colocan en las páginas que hacen, o lo pegan en las carpetas, como símbolo reivindicativo de su "estilo de vida" o como forma de reconocerse. Usan frases de apoyo entre ellas tipo: "nadie dijo que fuera fácil ser una princesa" Usan pulseras; las jovenes pro-ana (anoréxicas) se colocan una pulsera o cordón rojo en la muñeca izquierda, en ocasiones adornado con unas cuentas o piedrecitas rojas, las pro-mia, …

¿Como sería el mundo sin dios?

Alguien me invitó a hacer el ejercicio de imaginar como sería un mundo en el que sepamos que no hay dioses. Obviamente cualquier respuesta es puramente especulativa, porque no tenemos la posibilidad de ensayar universos con y sin dioses, de manera de verificar la diferencia. Pero pensé que la falta de un diseño premeditado, de un plan, de un ser todopoderoso que nos cuide, debería percibirse de alguna manera.

Concluí que un mundo sin dioses sería indiferente al dolor. La alegría, la tristeza, el goce o el sufrimiento de cualquier ser importarían solo a él, o como mucho a los que lo rodean, pero no afectarían a un universo sin inteligencia y por lo tanto indiferente a estas cuestiones. No habría nadie a quién pedir nada. Y los pedidos hechos a la nada no tendrían efecto. Orarle a cualquier dios o no hacerlo sería lo mismo porque no habría ningún dios escuchando. Sufrirían tanto ateos, como budistas, como judíos, como cristianos, como musulmanes, porque no habría nadie con poder para rep…

Una primera dosis de esperanza

Cualquiera que sigue con atención los medios locales y entiende medianamente del acontecer social y político de Guadalajara sabe que desde el 2007 una serie de organizaciones de la sociedad civil han surgido en torno a temas de carácter urbano, más específicamente, en materias vinculadas a la movilidad sustentable y aún más a la promoción del uso de la bicicleta como medio de transporte. 
Me ha tocado la suerte, y en muchos casos el honor, de conocer a decenas de personas dispuestas a casi cualquier cosa por mejorar las condiciones de movilidad y los entornos urbanos de nuestra ciudad. Activistas, ciclistas, técnicos, consultores, académicos, comunicadores y hasta funcionarios públicos me han dejado intuir un buen futuro para una ciudad que no podría ser querida de mejor manera. Sin interés político real o económico, en la mayoría de los casos, he sido testigo de cómo las organizaciones han, no solo desarrollado los procesos de organización detrás de un simple paseo ciclista o peato…