Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas de enero, 2013

Desincentivar cobrando

Nadie, en su sano juicio, organizará una gran manifestación para exigir que se vuelva a implementar el pago de tenencia anual a vehículos automotores. Este impuesto sesentero implementado en relación al valor de la propiedad; como el predial; es de los más odiados por la ciudadanía. 
Con la lógica prevaleciente de búsqueda de popularidad, toda la clase política local suele homogeneizarse en torno al tema. La tenencia fue derogada en Jalisco y ahora es más barato poseer un automóvil y realizar los trayectos habituales en él. Pero que una ciudad pretenda apostar por la movilidad en auto y que además lo haga subsidiando el costo que esto implica, es por lo menos, suicida.
Todo apunta a que una gran parte de la calidad de vida que ofrece nuestra ciudad depende de qué tanto logremos reducir la cantidad de autos circulando en las calles y esto implica reestructurar las cosas de manera que logremos desincentivar, efectivamente, el uso del vehículo particular. 
La tenencia no d…

Imagina tu barrio

Hagamos un ejercicio de mera imaginación. 
Imagina tu barrio; o colonia, que es lo mismo sólo revolcado por el marketing de especuladores inmobiliarios del siglo pasado; albergando usos de suelo mixtos, que permitan desarrollos habitacionales de mayor densidad, usos comerciales y de servicios, e incluso, algunos usos industriales de bajo impacto. 
Imagina que tu barrio te ofreciera; a una proximidad extrema y caminable; la escuela, el trabajo, la recreación y algún punto de venta de todos los artículos o servicios de primera necesidad. Imagina banquetas amplias, arboladas y caminables, con una serie de negocios al pie que empujan una economía vibrante y sólida sostenida únicamente por el consumo de los mismos vecinos y que ofrece productos hechos en el mismo barrio. 
Imagina calles casi despobladas de automóviles y ruido, pero llenas de gente caminando a realizar sus actividades diarias. Imagina el espacio público habitado constantemente y la seguridad multiplicada solo …