Ir al contenido principal

El espacio público como laboratorio


Nuevos principios de la configuración urbana informal
La percepción de la ciudad y de sus espacios urbanos y suburbanos ha experimentado en Alemania, al igual que en otros países europeos, una enorme transformación durante los últimos quince años; al menos, entre quienes se ocupan profesionalmente – es decir, como arquitectos y planificadores, artistas o teóricos - de los fenómenos propios de las grandes ciudades y de las megalópolis; y de estos últimos, entre los más jóvenes, aquellos que no fueron afectados personalmente por los debates ideológicos y estéticos de los años 60, 70 y 80.
Estos profesionales sienten el deseo y la obligación de desarrollar una posición propia ante las viejas y las nuevas interrogantes de la vida urbana, sobre todo a la luz del ensanchamiento de horizontes producido por la retórica de la globalización, las explosiones de desarrollo en Asia y los pasajes aéreos baratos. Su perspectiva sobre las nuevas estructuras urbanas está predominantemente marcada por una búsqueda de potencialidades inéditas o poco explotadas, y por la atención hacia factores de estética y atmósfera urbana y su consiguiente revaloración. Las metas constructivas a gran escala se han vuelto raras en Europa, por lo que el interés en la formulación de manifiestos programáticos de arquitectura y planificación urbana y en la creación de movimientos estilísticos parece haber decaído. Basta dirigir una mirada hacia China para que tales aproximaciones luzcan como ingenuas o idealizadoras.

Tendencia a la experimentación mediante acciones

También han cambiado considerablemente los métodos y las estrategias que los más ambiciosos entre los jóvenes – y no tan jóvenes – emplean en sus análisis y ensayos: la cercanía a postulados artísticos de parte de planificadores urbanos y arquitectos, por una parte, y el interés de los artistas y los teóricos del arte hacia estos temas, por la otra, han dado lugar a un buen número de proyectos, en su mayoría de carácter temporal, concebidos de manera lúdica, innovadora y metafórica, pero también concreta, pragmática e incluso sociopolítica. Esta tendencia hacia la experimentación a través de acciones concretas recuerda a las iniciativas de los años 60 y comienzos de los 70, aunque esté totalmente desprovista del trasfondo utopista y revolucionario que aquéllas revistieron. Por muy variadas que sean las posturas e intenciones respectivas, a todas les anima un mismo interés por producir un cambio de perspectiva que permita contemplar de forma diferente las situaciones, los espacios, las áreas libres y las zonas de ese tejido arquitectónico y estructural llamado ciudad, y extraer las consiguientes moralejas de todo ello.
Este cambio de perspectiva está claramente influenciado por una nueva percepción fotográfica de la realidad, propugnada, en especial, por algunos discípulos de Bernd Becher (de la Academia de Bellas Artes de Düsseldorf), como Andreas Gursky, Thomas Struth, Axel Hütte o Boris Becker. El artista Boris Sieverts, hijo del prominente planificador urbano Tom Sieverts, ofrece desde hace años, con su "Oficina de viajes en la ciudad" (Büro für Städtereisen), la oportunidad de vivenciar directamente determinados paisajes urbanos: en dilatadas excursiones, guía a grupos de personas a través de ámbitos periféricos y zonas “atípicas”; por ahora su campo de acción está circunscrito al Ruhrgebiet y a las ciudades de Colonia, París, Orleans y Rotterdam. Trata de hacer perceptible un patrimonio cultural normalmente oculto para la mirada convencional, y transmitir así nuevas connotaciones estéticas y afectivas. Una típica reinterpretación del ambiente y las circunstancias del entorno fue su proyecto de "Restaurante en azotea de estacionamiento" (Parkdeckrestaurant), que llevó a cabo en Colonia durante la Semana de Arquitectura plan03: invitó al público a asistir bajo un tiempo estival a una parrilla de pescado acompañada de vino blanco bien frío, en el nivel superior de un estacionamiento del centro de la ciudad; desde allí, los invitados podían divisar los edificios aledaños y disfrutar de un ambiente de alegría mediterránea, que contrastaba con el panorama sombrío habitual.
Otra iniciativa semejante destinada a sensibilizar la mirada ante el paisaje urbano es la emprendida por el Atelier Latent (antes denominado Atelier para la investigación sobre el paseo), de Bertram Weisshaar, en Leipzig.

Intervenciones en el espacio público

Pero entre los métodos ensayados por los artistas también figuran las intervenciones concretas más enérgicas, sean provocadoras y poéticas o estén didáctica y socialmente comprometidas. Así, el dúo de artistas berlineses Folke Köbberling y Martin Kaltwasser acostumbra a realizar instalaciones intervencionistas de manera aparentemente ingenua y pragmática, mediante sus casas de construcción propia hechas a partir de "materiales gratuitos". No se puede negar el carácter subversivo inherente a tales acciones artísticas. Ellas plantean de manera latente o explícita temas como las relaciones de propiedad, la normativa legal, las estructuras y jerarquías que suelen rodear a la toma de decisiones, el contraste entre funcionalidad aparente y funcionalidad real, las concepciones estéticas, etc. Proyectos como el del "Quiosco de información para las nuevas generaciones" (Info Offspring Kiosk), de Eva Hertzsch y Adam Page, presente en Dresde desde el año 2000, se han convertido en referencias políticas de los barrios de dicha ciudad y ejercen una inusitada influencia sociocultural. La oferta informativa, cultural y de entretenimiento del quiosco, que está instalado en un container móvil, es una muestra fehaciente de cómo la ciudadanía puede mejorar su calidad de vida prescindiendo de los centros comerciales. De manera muy similar procede el Despacho de Arquitectos KARO (siglas de Kommunikation Architektur RaumOrdnung, "Comunicación, arquitectura y distribución del espacio"), que en el año de 2005 cofundó una biblioteca itinerante en los barrios de Magdeburg. En un solar abandonado, en el que antiguamente se había levantado el edificio de una biblioteca, fue erigida con cajas de bebidas una estructura que luego los vecinos fueron convirtiendo en una biblioteca informal mediante donaciones de libros. Y la iniciativa stadtraum.org, formada por artistas de Düsseldorf y dirigida por Markus Ambach y Andrea Knobloch, aboga en sus eventos y acciones no sólo por una relación distinta entre el arte y el espacio público, sino también por una planificación urbana más democrática y creativa. Ella trata de lograr transparencia en los procesos de la toma de decisiones que afectan a la planificación y la modificación de las ciudades, y de influir en ellos proponiendo la discusión de ideas iconoclastas. Por su parte, el grupo de arquitectos osa – Office for Subversive Architecture –, con asociados diseminados fuera del país, lleva a cabo una labor artística digna de ese nombre: sus intervenciones e instalaciones testimonian no sólo de una cierta propensión a la autosuficiencia, sino, sobre todo, grandes dosis de fantasía en la creación de imágenes del espacio urbano, a veces rayanas en lo surrealista. También los miembros del grupo raumlabor_berlin, en su mayoría arquitectos y planificadores urbanos, se mueven con desenvoltura en tales ambientes artísticos, que suelen venir acompañados de ciertas libertades. Así, en el marco del proyecto artístico de Munich Ortstermine 2006, se las arreglaron para que una flota de camiones de color plateado, siguiendo una coreografía preestablecida, saturasen los estacionamientos del tranquilo barrio de Stadelheim... e irritasen a sus habitantes.
El arquitecto paisajista Jörg Rekittke ha realizado reiteradamente – en el marco del proyecto berlinés "Jardines Efímeros" (Temporäre Gärten), pero sobre todo en el contexto de plan, la Semana Internacional de la Arquitectura que se celebra en Colonia todos los años – acciones que abordan de manera divertida puntos fundamentales de la planificación urbana. En efecto, en asociación con el planificador urbano y arquitecto Andreas Fritzen, ha tratado de desafiar y caricaturizar los clichés y juicios prematuros de arquitectos y "legos" por igual. Entre sus acciones se cuentan visitas a asentamientos de viviendas considerados como modélicos, para comprobar qué es lo que ansía en el fondo el "consumidor normal"; o ensayos con estudiantes a quienes se dotó de lo elemental para vivir en la ciudad durante una semana, con el fin de averiguar en qué consiste realmente la vida supuestamente nómada de los actuales habitantes de las grandes ciudades.
Obviamente, los grupos, personas y proyectos mencionados no constituyen sino un pequeño botón de muestra. La investigación y modificación "informal" de las ciudades se ha convertido en un campo muy vasto en el que aún queda mucho por descubrir. Sin embargo, cabe preguntar: ¿Hasta qué punto y cuán duraderamente incidirá todo esto en la planificación y configuración de las ciudades? Por lo pronto, estas actividades ya han conducido a la creación de una que otra cátedra, por lo que no se les puede escatimar cierta influencia, al menos en lo que a la enseñanza se refiere.

Kay von Keitz
trabaja por su cuenta como crítico de arquitectura y arte y publicista y es curador del Festival Internacional de Arquitectura "plan", de Colonia.
Traductor: Fabio Morales

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Educar para el uso de la bicicleta

La bicicleta debería ser el medio de transporte por excelencia de los jóvenes entre 14 y 18 años. El vehículo, no es un juguete, sino un compañero que otorga libertad e independencia para movilizarse mientras hacen la transición a la vida adulta.
La bicicleta debería tener un puesto importante dentro de los 12 primeros años de la educación obligatoria. Deberíamos enseñar a los niños desde temprana edad que la bicicleta es un medio de transporte limpio, saludable y económico. Entrenarlos en el uso correcto de la bicicleta, de las leyes de tránsito, de la mecánica, de sus riesgos y como evitarlos, de sus deberes y derechos como conductores de un vehículo, y otorgarles los medios necesarios para que, llegado el momento, puedan transitar correctamente en calles junto a tráfico motorizado.
Este proceso educativo debería incluir ejemplos relacionados con la bicicleta en las clases de física, tecnología o civismo y debería enfatizar a la bicicleta como una alternativa verde en los cursos de na…

¿Como sería el mundo sin dios?

Alguien me invitó a hacer el ejercicio de imaginar como sería un mundo en el que sepamos que no hay dioses. Obviamente cualquier respuesta es puramente especulativa, porque no tenemos la posibilidad de ensayar universos con y sin dioses, de manera de verificar la diferencia. Pero pensé que la falta de un diseño premeditado, de un plan, de un ser todopoderoso que nos cuide, debería percibirse de alguna manera.

Concluí que un mundo sin dioses sería indiferente al dolor. La alegría, la tristeza, el goce o el sufrimiento de cualquier ser importarían solo a él, o como mucho a los que lo rodean, pero no afectarían a un universo sin inteligencia y por lo tanto indiferente a estas cuestiones. No habría nadie a quién pedir nada. Y los pedidos hechos a la nada no tendrían efecto. Orarle a cualquier dios o no hacerlo sería lo mismo porque no habría ningún dios escuchando. Sufrirían tanto ateos, como budistas, como judíos, como cristianos, como musulmanes, porque no habría nadie con poder para rep…

Pro-ana y pro-mia : ¿cómo saber?

La anorexia y la bulimia son enfermedades que pueden pasar desapercibidas por los padres o la familia de las enfermas. ¿Como saber si alguien que conoces es víctima de estas enfermedades?
Aqui se presentan algunas claves que pueden ayudar: La mayoria de las chicas anorexicas o bulimicas intentan comer cada vez menos o saltarse comidas con excusas. Tienen tendencia al autodesprecio y baja autoestima. Las bulimicas comen mucho a escondidas. Hay que poner especial atención en bailarinas, gimnastas, atletas, deportistas y modelos. En internet, Usan un lazo blanco virtual que colocan en las páginas que hacen, o lo pegan en las carpetas, como símbolo reivindicativo de su "estilo de vida" o como forma de reconocerse. Usan frases de apoyo entre ellas tipo: "nadie dijo que fuera fácil ser una princesa" Usan pulseras; las jovenes pro-ana (anoréxicas) se colocan una pulsera o cordón rojo en la muñeca izquierda, en ocasiones adornado con unas cuentas o piedrecitas rojas, las pro-mia, …