Ir al contenido principal

Homofobia



La homofobia es "el miedo irracional ante la homosexualidad", este miedo tiene diversas formas de manifestación como lo son "la repulsión hacia los homosexuales y a menudo el deseo de infligirles castigos a modo de retribución".
En las culturas prehispánicas de México, la homosexualidad tenía distintas percepciones. Los aztecas no permitían las prácticas homosexuales y daban castigo de muerte a quien sorprendieran haciéndolo, no obstante la homosexualidad existía en esta sociedad, y era ejercida clandestinamente. Dentro de la sociedad maya, la homosexualidad, era una práctica sexual común, permisible e incluso venerada que se ejercía principalmente entre los jefes, sacerdotes y guerreros (clases altas).
A partir de la Edad Media, la influencia de la iglesia Católica fue creciendo de manera tal que al llegar al año 1500 se había pasado de la indiferencia relativa hacia las practicas homosexuales que existían en el año 500 a. de C., a considerarlas un grave delito, con la aplicación de crueles castigos en muchos de los casos.
El nuevo pensamiento moral que comenzó a imponerse en Europa a principios de esta época promovido por teólogos como Tomás de Aquino y San Agustín, condenaba toda forma de placer sexual que no tuviera el fin de procrear, calificándolas como prácticas que van en contra de la naturaleza divina del ser. " Fue así como las relaciones sexuales entre personas del mismo sexo, como la masturbación o el sexo oral pasaron a ser considerados ilegítimos, atentados contra la naturaleza, adoptando la modalidad de pecado(sodomía)".
Bajo el argumento de ejercer justicia contra el pecado de sodomía, la Inquisición inició persecuciones y ejecuciones en contra de homosexuales, esta acusación se relacionó con la de herejía y se utilizó también como arma política para perseguir a los judíos.
A finales de siglo XIX, aparece la noción de homosexualidad como una categoría clínica adquiriendo la connotación de desviación, y surgen distintas teorías que intentan explicar, desde el punto de vista médico, el concepto de orientación sexual.
"Lo establecido como normal es que el hallazgo de objeto de deseo esté caracterizado por una búsqueda del goce sexual orgástico, al servicio de la reproducción. Insistiendo en la necesidad de hallazgo de objeto heterosexual como condición, para entrar dentro de los parámetros de normalidad" .
En 1973, la Junta Directiva de la Asociación Siquiátrica Americana, aprobó una resolución en la cual se plantea lo siguiente "La homosexualidad, no implica ningún impedimento en el juicio, la estabilidad, la confiabilidad ni las capacidades sociales y vocacionales en general".
Al mismo tiempo (en 1973), se abolió en Estados Unidos, la terapia de aversión que consistía en aplicar descargas eléctricas al paciente cuando se excitaba con la imagen de una persona de su mismo sexo.
Fue en 1997 cuando el grupo psicoanalítico (APSAA) desechó la noción de que la homosexualidad es una enfermedad y que la homofobia es normal, decretando que "la orientación sexual y la salud mental, son dimensiones separadas de la vida de una persona".
El concepto de gay surgió a partir de los años sesenta. Adoptado por el colectivo homosexual, expresaba una conducta reivindicativa y una disposición a expresarse más abiertamente en la sociedad.
Los 70`s una década caracterizada por grandes avances en la lucha gay, la conocida época de la revolución sexual, ha sido la impulsora de grandes cambios, uno de ellos fue la derogación de las leyes que discriminaban a los homosexuales.
En México se conoció de cerca al Gay Liberation iniciado por los homosexuales norteamericanos, especialmente por aquellos que protagonizaron los hechos de Castro Street, en San Francisco, al enfrentar violentamente a la policía cuando ésta pretendía hacer una redada en los semiclandestinos bares gay de la citada calle. Cuando el mundo supo que los homosexuales en los EEUU se identificaban ya a sí mismos como una poderosa minoría capaz de actuar colectivamente y en favor de sus demandas y derechos, se detonó un movimiento en casi la totalidad de los países occidentales en el que lesbianas y homosexuales reclamaban dejar de ser ciudadanos marginados y discriminados.
Hoy en día, la Homosexualidad ya no es sinónimo de delito, ni de una enfermedad que se trate de curar, sino de una modalidad de la Sexualidad humana.
Sin embargo las lesbianas, gays y bisexuales no disfrutan hoy en día del mismo tratamiento y libertades ante la ley que los heterosexuales. Por ejemplo," la discriminación en el trabajo por razones de orientación sexual es legal en la mayoría de los países (a diferencia de la discriminación por sexo o raza), y las relaciones sexuales entre personas del mismo sexo no disfrutan del mismo reconocimiento legal que aquéllas entre personas de distinto sexo en la mayoría de países".
La lucha contra la homofobia y la discriminación sexual requiere una amplia estrategia de actuación, desde medidas políticas y legales hasta políticas en las áreas de la enseñanza, educación, cultura e información. "Las lesbianas, gays y bisexuales tienen los mismos derechos humanos que los heterosexuales. Esos derechos deben ser acomodados en la ley a través de la promulgación de legislación que asegure el mismo tratamiento para todos, sin importar la orientación sexual, en todas las áreas de la vida social, económica y política".

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Educar para el uso de la bicicleta

La bicicleta debería ser el medio de transporte por excelencia de los jóvenes entre 14 y 18 años. El vehículo, no es un juguete, sino un compañero que otorga libertad e independencia para movilizarse mientras hacen la transición a la vida adulta.
La bicicleta debería tener un puesto importante dentro de los 12 primeros años de la educación obligatoria. Deberíamos enseñar a los niños desde temprana edad que la bicicleta es un medio de transporte limpio, saludable y económico. Entrenarlos en el uso correcto de la bicicleta, de las leyes de tránsito, de la mecánica, de sus riesgos y como evitarlos, de sus deberes y derechos como conductores de un vehículo, y otorgarles los medios necesarios para que, llegado el momento, puedan transitar correctamente en calles junto a tráfico motorizado.
Este proceso educativo debería incluir ejemplos relacionados con la bicicleta en las clases de física, tecnología o civismo y debería enfatizar a la bicicleta como una alternativa verde en los cursos de na…

¿Como sería el mundo sin dios?

Alguien me invitó a hacer el ejercicio de imaginar como sería un mundo en el que sepamos que no hay dioses. Obviamente cualquier respuesta es puramente especulativa, porque no tenemos la posibilidad de ensayar universos con y sin dioses, de manera de verificar la diferencia. Pero pensé que la falta de un diseño premeditado, de un plan, de un ser todopoderoso que nos cuide, debería percibirse de alguna manera.

Concluí que un mundo sin dioses sería indiferente al dolor. La alegría, la tristeza, el goce o el sufrimiento de cualquier ser importarían solo a él, o como mucho a los que lo rodean, pero no afectarían a un universo sin inteligencia y por lo tanto indiferente a estas cuestiones. No habría nadie a quién pedir nada. Y los pedidos hechos a la nada no tendrían efecto. Orarle a cualquier dios o no hacerlo sería lo mismo porque no habría ningún dios escuchando. Sufrirían tanto ateos, como budistas, como judíos, como cristianos, como musulmanes, porque no habría nadie con poder para rep…

Pro-ana y pro-mia : ¿cómo saber?

La anorexia y la bulimia son enfermedades que pueden pasar desapercibidas por los padres o la familia de las enfermas. ¿Como saber si alguien que conoces es víctima de estas enfermedades?
Aqui se presentan algunas claves que pueden ayudar: La mayoria de las chicas anorexicas o bulimicas intentan comer cada vez menos o saltarse comidas con excusas. Tienen tendencia al autodesprecio y baja autoestima. Las bulimicas comen mucho a escondidas. Hay que poner especial atención en bailarinas, gimnastas, atletas, deportistas y modelos. En internet, Usan un lazo blanco virtual que colocan en las páginas que hacen, o lo pegan en las carpetas, como símbolo reivindicativo de su "estilo de vida" o como forma de reconocerse. Usan frases de apoyo entre ellas tipo: "nadie dijo que fuera fácil ser una princesa" Usan pulseras; las jovenes pro-ana (anoréxicas) se colocan una pulsera o cordón rojo en la muñeca izquierda, en ocasiones adornado con unas cuentas o piedrecitas rojas, las pro-mia, …