Ir al contenido principal

Cuando el ciudadano manda




Ya deberíamos habernos dado cuenta de que la consolidación de una red de vías ciclistas en Guadalajara, no beneficiaría solo a unos cuantos ciclistas, sino a la ciudad en su conjunto. Pero, abordar el problema implica, no solo la construcción de más infraestructura, sino además, una apropiada sensibilización del tema entre la ciudadanía que otorgue validez social a proyectos efectuados con participación ciudadana.

Pero ¿cómo separar el proceso técnico de las opiniones vertidas por ciudadanos comunes y beneficiarios?

El año pasado, durante el proceso de planeación de la ciclovía de Av. Washington, el Ayuntamiento de Guadalajara fue definiendo el proyecto en conjunto con las organizaciones que integran el Consejo de Movilidad no Motorizada. Fue el consejo el que definió que esa ruta era la apropiada por hacerse, sin embargo se especificó como ideal el esquema de ciclovía unidireccional, que implicaba tener carriles de circulación ciclista a ambos lados de la avenida.

La ciclovía contigua a la acera norte implicaba entrar en un enorme proceso de socialización y “negociación” con los vecinos, mayoritariamente comercios y bodegas que tienen, contrario a lo que indica el reglamento, todo el frente de sus terrenos destinado al acceso de automóviles. El ayuntamiento se rehusó a abrir esa polémica, argumentando la posibilidad de que generaría un rechazo a la ciclovía propuesta, pero de fondo, cuidando la imagen del entonces alcalde y futuro candidato a gobernador.

El debate llegó al álgido punto de decir: o se hace bidireccional del lado sur (donde no hay vecinos con quienes negociar, ni destinos a donde ir) o simplemente no se hace nada. Las organizaciones del consejo, no tuvieron más remedio que aceptar con la esperanza de que alguna administración posterior desarrolle el otro lado. La solución técnica acabo siendo el resultado de un asunto meramente político.

La semana pasada, el gobierno de Tlajomulco presentó el resultado del ejercicio de presupuesto participativo, en el que a los contribuyentes al pagar el impuesto predial, se les pregunta entre 34 obras por realizar cuáles son las que consideran más apropiadas para realizarse este año. De entre las cinco obras ganadoras destaca la ciclo-pista de la ampliación de 8 de Julio.

Seguramente el proceso de diseño también necesitará ser alimentado con la opinión de los vecinos, pero los técnicos tendrán mayor libertad para definir lo que sea más apropiado ya que cuentan de antemano con la legitimidad que otorga el proceso participativo. El gobierno de Tlajomulco está obligado, por mandato ciudadano, de hacer esa vía ciclista y de hacerla bien. Qué diferencia ¿no?



Originalmente publicado en Milenio Jalisco

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Educar para el uso de la bicicleta

La bicicleta debería ser el medio de transporte por excelencia de los jóvenes entre 14 y 18 años. El vehículo, no es un juguete, sino un compañero que otorga libertad e independencia para movilizarse mientras hacen la transición a la vida adulta.
La bicicleta debería tener un puesto importante dentro de los 12 primeros años de la educación obligatoria. Deberíamos enseñar a los niños desde temprana edad que la bicicleta es un medio de transporte limpio, saludable y económico. Entrenarlos en el uso correcto de la bicicleta, de las leyes de tránsito, de la mecánica, de sus riesgos y como evitarlos, de sus deberes y derechos como conductores de un vehículo, y otorgarles los medios necesarios para que, llegado el momento, puedan transitar correctamente en calles junto a tráfico motorizado.
Este proceso educativo debería incluir ejemplos relacionados con la bicicleta en las clases de física, tecnología o civismo y debería enfatizar a la bicicleta como una alternativa verde en los cursos de na…

¿Como sería el mundo sin dios?

Alguien me invitó a hacer el ejercicio de imaginar como sería un mundo en el que sepamos que no hay dioses. Obviamente cualquier respuesta es puramente especulativa, porque no tenemos la posibilidad de ensayar universos con y sin dioses, de manera de verificar la diferencia. Pero pensé que la falta de un diseño premeditado, de un plan, de un ser todopoderoso que nos cuide, debería percibirse de alguna manera.

Concluí que un mundo sin dioses sería indiferente al dolor. La alegría, la tristeza, el goce o el sufrimiento de cualquier ser importarían solo a él, o como mucho a los que lo rodean, pero no afectarían a un universo sin inteligencia y por lo tanto indiferente a estas cuestiones. No habría nadie a quién pedir nada. Y los pedidos hechos a la nada no tendrían efecto. Orarle a cualquier dios o no hacerlo sería lo mismo porque no habría ningún dios escuchando. Sufrirían tanto ateos, como budistas, como judíos, como cristianos, como musulmanes, porque no habría nadie con poder para rep…

Pro-ana y pro-mia : ¿cómo saber?

La anorexia y la bulimia son enfermedades que pueden pasar desapercibidas por los padres o la familia de las enfermas. ¿Como saber si alguien que conoces es víctima de estas enfermedades?
Aqui se presentan algunas claves que pueden ayudar: La mayoria de las chicas anorexicas o bulimicas intentan comer cada vez menos o saltarse comidas con excusas. Tienen tendencia al autodesprecio y baja autoestima. Las bulimicas comen mucho a escondidas. Hay que poner especial atención en bailarinas, gimnastas, atletas, deportistas y modelos. En internet, Usan un lazo blanco virtual que colocan en las páginas que hacen, o lo pegan en las carpetas, como símbolo reivindicativo de su "estilo de vida" o como forma de reconocerse. Usan frases de apoyo entre ellas tipo: "nadie dijo que fuera fácil ser una princesa" Usan pulseras; las jovenes pro-ana (anoréxicas) se colocan una pulsera o cordón rojo en la muñeca izquierda, en ocasiones adornado con unas cuentas o piedrecitas rojas, las pro-mia, …