Ir al contenido principal

Dicen los tapatíos, que siempre sí


Desde el 2007, organizaciones no gubernamentales jaliscienses e internacionales comenzaron la promoción para la transformación del sistema de transporte colectivo en Guadalajara.
Se plantearon ocho ejes de movilidad con el sistema de transporte masivo conocido como BRT y se inició una gestión compleja que implicaba; la modificación de rutas tradicionales, con la afección obvia a los transportistas concesionarios; la elaboración de proyectos específicos, en la que se involucraron múltiples consultorías privadas internacionales y locales así como ONG’s especializadas; y la gestión de recursos, no solo ante la federación, sino ante instancias financieras mundiales. 

Para el 2009, el corredor por la Calzada Independencia sería inaugurado cuando los tres órdenes de gobierno, federal, estatal y municipal provenían de un mismo partido político y se arrancaron proyectos y gestiones para las líneas 2 y 3. 

Durante las elecciones del 2009 el candidato del PRI a la alcaldía tapatía, Aristóteles Sandoval supo capitalizar la inconformidad de transportistas cuyas rutas habían sido modificadas y la de algunos usuarios afectados que ahora tendrían que pagar trasbordo tras las modificaciones. El tema se politizó innecesariamente y Aristóteles terminó ganando las elecciones de entonces.

Siendo presidente municipal rechazó la realización de la línea 2 cancelando la posibilidad de hacer uso del crédito ya gestionado para las líneas 2 y 3 y deteniendo el avance de un sistema de movilidad masiva que habría sido financieramente sustentable y escalable en la medida que fuera aumentando el flujo de usuarios.

La negativa de Aristóteles le costó a Guadalajara un retraso de al menos 3 años para la construcción de una red de transporte y fue una decisión insólita determinada únicamente por el interés político y en sentido opuesto al interés de la ciudad. Ninguna ciudad en el mundo, hasta entonces, había rechazado recursos de esa naturaleza para un proyecto de BRT terminado, gestionado y listo para realizarse.

Los meses posteriores tampoco fueron de acuerdos. Mientras los ayuntamientos de Zapopan, Tlaquepaque y Tlajomulco gestionaban recursos para proyectos de tren ligero, BRT y hasta un tranvía, el alcalde tapatío se mantuvo al margen y no logró acuerdo alguno que pusiera a caminar algo, lo que sea, en territorio tapatío.

Lo increíble es que el mismo personaje, hoy candidato al gobierno del estado, propone retomar los proyectos de BRT que el mismo canceló. Imagine usted la cara de los gestores de recursos en el Banco Mundial diciendo algo así como: dicen los tapatíos, que siempre sí.

Las propuestas en materia de transporte masivo de los candidatos a gobernador no difieren tanto entre sí: una línea de tren ligero, ya avanzada en su gestión y que seguramente sucederá gane quien gane, y 2 tristes líneas de BRT para los próximos 6 años. Muy poco, cuando a estas alturas deberíamos estar hablando de las líneas 5, 6, 7 y 8 de Macrobús y los candidatos podrían estar comprometiéndose a dejar una metrópoli completamente integrada. 


Originalmente publicada en Milenio Jalisco

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Educar para el uso de la bicicleta

La bicicleta debería ser el medio de transporte por excelencia de los jóvenes entre 14 y 18 años. El vehículo, no es un juguete, sino un compañero que otorga libertad e independencia para movilizarse mientras hacen la transición a la vida adulta.
La bicicleta debería tener un puesto importante dentro de los 12 primeros años de la educación obligatoria. Deberíamos enseñar a los niños desde temprana edad que la bicicleta es un medio de transporte limpio, saludable y económico. Entrenarlos en el uso correcto de la bicicleta, de las leyes de tránsito, de la mecánica, de sus riesgos y como evitarlos, de sus deberes y derechos como conductores de un vehículo, y otorgarles los medios necesarios para que, llegado el momento, puedan transitar correctamente en calles junto a tráfico motorizado.
Este proceso educativo debería incluir ejemplos relacionados con la bicicleta en las clases de física, tecnología o civismo y debería enfatizar a la bicicleta como una alternativa verde en los cursos de na…

¿Como sería el mundo sin dios?

Alguien me invitó a hacer el ejercicio de imaginar como sería un mundo en el que sepamos que no hay dioses. Obviamente cualquier respuesta es puramente especulativa, porque no tenemos la posibilidad de ensayar universos con y sin dioses, de manera de verificar la diferencia. Pero pensé que la falta de un diseño premeditado, de un plan, de un ser todopoderoso que nos cuide, debería percibirse de alguna manera.

Concluí que un mundo sin dioses sería indiferente al dolor. La alegría, la tristeza, el goce o el sufrimiento de cualquier ser importarían solo a él, o como mucho a los que lo rodean, pero no afectarían a un universo sin inteligencia y por lo tanto indiferente a estas cuestiones. No habría nadie a quién pedir nada. Y los pedidos hechos a la nada no tendrían efecto. Orarle a cualquier dios o no hacerlo sería lo mismo porque no habría ningún dios escuchando. Sufrirían tanto ateos, como budistas, como judíos, como cristianos, como musulmanes, porque no habría nadie con poder para rep…

Pro-ana y pro-mia : ¿cómo saber?

La anorexia y la bulimia son enfermedades que pueden pasar desapercibidas por los padres o la familia de las enfermas. ¿Como saber si alguien que conoces es víctima de estas enfermedades?
Aqui se presentan algunas claves que pueden ayudar: La mayoria de las chicas anorexicas o bulimicas intentan comer cada vez menos o saltarse comidas con excusas. Tienen tendencia al autodesprecio y baja autoestima. Las bulimicas comen mucho a escondidas. Hay que poner especial atención en bailarinas, gimnastas, atletas, deportistas y modelos. En internet, Usan un lazo blanco virtual que colocan en las páginas que hacen, o lo pegan en las carpetas, como símbolo reivindicativo de su "estilo de vida" o como forma de reconocerse. Usan frases de apoyo entre ellas tipo: "nadie dijo que fuera fácil ser una princesa" Usan pulseras; las jovenes pro-ana (anoréxicas) se colocan una pulsera o cordón rojo en la muñeca izquierda, en ocasiones adornado con unas cuentas o piedrecitas rojas, las pro-mia, …